Rosa Ferrando en la cumbre “Empresas Españolas Liderando el Futuro”

Rosa Ferrando presente en la cumbre “Empresas Españolas Liderando el Futuro” organizada por la CEOE

Rosa Ferrando , directora general de Brócoli Facility Services, ha formado parte de la séptima jornada de la cumbre organizada por la CEOE bajo el título “Empresas Españolas Liderando el Futuro” en la  que se han dado cita  para la reconstrucción económica y social de España  las principales empresas y empresarios de sectores de innovación, digitalización, educación, formación y pymes. La clausura será mañana 24 de junio y correrá a cargo de S.M, el Rey Felipe VI.

En su intervención ha puesto de manifiesto la importancia económica de su sector y ha  hecho una llamada en favor del conjunto de las pymes, para que el Gobierno, en esta fase de reconstrucción, despliegue “políticas duraderas y sostenibles” y “aporte financiación y liquidez suficientes”. “No podemos asumir reformas fiscales que suban impuestos, necesitamos reformas que nos hagan más competitivos”, ha dicho, para concluir: “El rol de las empresas es fundamental; solo con empresas solventes podremos construir el camino de la recuperación”.

pymes2

 

Compartimos el discurso de su Parlamento:

Como directora de una pyme, es un gran honor que hayáis contado con nosotros como parte importante del tejido empresarial de este país. La empresa a la que pertenezco, Brócoli Facility Services, pertenece al sector servicios en la economía española en la que ya representamos dos tercios de esta

Somos clave en el funcionamiento de la economía, pero también debemos poner de manifiesto el valor añadido que aportamos a la sociedad. Y centrándonos, en los duros momentos que hemos y estamos atravesando, hay que destacar la esencialidad de los facilities.

A nivel operativo, hemos garantizado el correcto funcionamiento de las instalaciones de nuestros clientes para que ellos siguiesen centrados en su negocio. Gracias a nuestros trabajadores, muchas de las actividades esenciales siguieron operando con total normalidad. Estuvieron en primera línea desinfectando e higienizando nuestros hospitales, supermercados, plataformas de distribución de alimentos…y cualquier instalación critica que no podía ni debía parar.

A nivel humano, trabajamos bajo un modelo de contratación intensiva de personas.  Somos generadores de puestos de trabajo contribuyendo a la creación de riqueza de nuestro país.

Damos oportunidades a colectivos en riesgo de exclusión como el de la discapacidad, mayores de 45 años o víctimas de violencia de género…los más vulnerables especialmente en estos momentos

Un grupo de valientes que también son héroes y heroínas en esta historia, un grupo que merece visibilidad y reconocimiento.  Su labor no puede pasar por alto hay que dotarles de las ayudas y medios necesarios para que desarrollen su trabajo con complementas garantías. ¿Porque si somos imprescindibles, porque nos tratan como invisibles?

La pandemia nos obligó  a hacer un cambio de paradigma repentino ante el que tuvimos que reaccionar tornando las amenazas en oportunidad de crecimiento para una empresa como la nuestra en la que en torno al 88% de nuestros costes, son de personal, tuvimos que generar una R- Evolución en nuestras líneas de negocio con dos fines: velar por la seguridad y continuidad de nuestros clientes y salvaguardar la salud y los intereses de nuestros trabajadores evitando al máximo la destrucción de empleo.

En poco tiempo y con las máximas garantías, rediseñamos nuestros planes formativos y de cualificación. Esto nos permitió dar cobertura a las nuevas necesidades que se habían generado en nuestros clientes y evitar la destrucción de más empleos readaptando los perfiles a estas nuevas necesidades.

Aun así, y bajo la esencialidad que se nos otorgó, algunas de nuestras líneas de negocio están enfocadas a actividades que, si se han visto duramente golpeadas, por lo que también nos vimos afectados duramente y tuvimos la necesidad de acogernos a los ERTES.

Necesitamos más que nunca que se favorezca y garantice el dialogo social por parte del Gobierno. Hay que buscar el consenso y no dar la espalda a las personas y a las empresas que las emplean. Necesitamos garantías para seguir generando estabilidad en los puestos de trabajo y continuar aportando riqueza y crecimiento al país.

En el marco de globalización en el que vivimos, debemos estar alineados y trabajar en las normas y directrices que marca Europa, no debemos aislarnos como país con políticas económicas y laborales basadas en un desproporcionado gasto público. Hay que modular ese gasto vinculando a las empresas, dotándolas de más recursos para que así puedan generar más empleos. Necesitamos políticas en materia de contratación y en material laboral sólidas.

No se deben generar inseguridades jurídicas, como la derogación de la reforma laboral que no solo provocaría la pérdida de miles de puestos de trabajo, sino que dejarían al sector servicios en una situación muy grave tanto social como económicamente.

 Es esencial, garantizar y dotar de mecanismos de flexibilidad a los ertes en función de la recuperación de nuestras empresas. Necesitamos que el gobierno atienda a estas razones y valide políticas de reincorporación que sean duraderas y sostenibles como palanca de recuperación de las mismas. Necesitamos contar con financiación, contar con la liquidez suficiente para seguir cumpliendo con nuestras obligaciones como empresa para con nuestros empleados.

Venimos de asumir un incremento salarial correspondiente al SMI del 22,7% en 2019 y de un 5,5% en 2020, no podemos, por tanto, asumir en estos momentos reformas fiscales que se basen en la subida impositiva. Hay que favorecer reformas que nos hagan más eficaces y competitivos y no debiliten al sector empresarial y en especial al sector servicios.

Necesitamos planes de formación conjuntos entre el gobierno y las empresas, planes que garanticen la máxima cualificación de nuestros trabajadores, haciendo que nuestro sector sea más profesional y competitivo.

Necesitamos abordar de manera rápida la digitalización.

Se debe favorecer la accesibilidad bajo un prisma económico para que todas las empresas podamos avanzar a ritmos similares, convirtiéndonos en organizaciones más eficaces, más productivas, más adaptables a los cambios del mercado y más sostenibles medioambientalmente reduciendo nuestra huella de carbono.

No hay fórmulas ni varitas mágicas, para reconstruir nuestro país. 

Nuestro rol, el de las empresas, es fundamental para la generación y el mantenimiento del empleo. Solo con empresas solventes podremos construir el camino de la recuperación de esta sociedad tan dañada económica, social y sanitariamente. Por lo que volvemos a apelar al consenso y a las políticas que garanticen estabilidad y confianza.

Cerraré mi intervención enviando todo mi apoyo y profundas condolencias a todas las familias que han sufrido los devastadores efectos de esta pandemia.

Gracias.

 

Ver vídeo de la intervención de Rosa Ferrando.

 

 

  • 23 de junio de 2020